Serios problemas con el transporte en Santiago de Cuba, por nuevas tarifas para el sector privado (Imagen de archivo)

Taxis privados en Santiago de Cuba han entrado en paro, luego del anuncio de una reducción obligatoria en las tarifas y precios de los transportistas, informa CubaNet.


El Gobierno aprobó precios máximos y fijos para la transportación privada en la provincia oriental, y desde la semana pasada el tema ha creado controversia entre los santiagueros.

Según Mayra Pérez González, vicepresidenta del Consejo de la Administración Provincial, en «las zonas urbanas, Ciudad Mar, Boniato, Caney y Reparto Abel Santamaría se cobrará 1 peso en los camiones, y en los autos de 1 a 17 pasajeros, al igual que en los ruteros de Cubataxi, 3 pesos; los coches de caballo, que cobraban 5 pesos, ahora bajaron a 1 peso el pasaje».

«Sabemos que, por iniciativa de muchos transportistas, han bajado la altura del techo de las camionetas y la han mostrado como un auto, como un pisicorre, otros han colocado más asientos, entre otras modificaciones, pero existe un documento legal que es la licencia operativa del transporte, que refleja la capacidad oficial de cada medio, por eso establecemos la tarifa de 1 a 17 personas», añadió la funcionaria.

Pérez González explicó que «en las rutas intermunicipales, como Santiago-El Cobre, se estipuló que una camioneta debe cobrar 6 pesos, y en caso de un camión, 4 pesos. Al Cristo, Siboney y Jaraguá, de 3 a 5 pesos, según la base de los kilómetros recorridos que se muestran en la tabla de distancias. De Santiago de Cuba a Palma Soriano, una de las rutas con mayor demanda, los camiones deben cobrar 6 pesos, y una camioneta 8 pesos; a Contramaestre 15 pesos el camión y 17 pesos la camioneta».


La vicepresidenta del Consejo de la Administración Provincial agregó que ellos como «Gobierno Provincial» establecen los precios máximos, sin embargo cada municipio puede bajar los precios al coordinarse con los taxistas privados, teniendo en cuenta las necesidades de la población, «y siempre y cuando esté aprobado por los Consejos de Administración Municipales», enfatizó.

La totalidad de las tarifas para cada destino se darán a conocer a través de la prensa plana estatal.

Asimismo Pérez González hizo un llamado a la población santiaguera a apoyar a los cuerpos de inspectores que se desplegarán para hacer cumplir las nuevas medidas, y a denunciar a los «que no muestren una conducta adecuada».

Emprendedores en Santiago de Cuba han dado a conocer sus quejas por la nueva normativa.

Alfredo, un transportista de Palma-Soriano indicó: «si gasto 40 litros de petróleo en un viaje, comprándolo en Cupet, son 40 CUC o 1000 pesos, y mi carro tiene una capacidad de 40 personas, cobrándole 10 pesos en ida y vuelta a cada pasajero son 800 pesos, por tanto, pierdes 200 pesos. Esto no cabe en ninguna cabeza, y eso que estamos hablando de un carro grande, un carro chiquito de 30 asientos pierde mucho más».

Por su parte Anayansi Valdés, una cubana que viajaba al poblado El Cobre, y está de acuerdo con que bajen los precios, también habló sobre la escasez de transporte estatal.

«Desde las 5 de la mañana no sale una guagua para El Cobre, y son guaguas Diana, que no dan para nada, y a esta terminal no le cabe una persona más, esto es insoportable. No sabemos que pasa y hay que estar horas esperando, y con tremenda mala atención, porque la terminal no tiene nada de condiciones. Y para colmo los particulares acabando, y hasta ahora no han bajado los precios».

«Ahora llegó la guagua de Mar Verde y se va sin recoger a nadie, porque dice que terminó su viaje y que hay que esperar hasta que venga la otra, eso es una falta de respeto con el pueblo», agregó.

«En los negocios nadie quiere perder, el que vende carne, el que tiene un carro y así sucesivamente. Nosotros nos paramos para que busquen soluciones, pero nosotros también somos el pueblo trabajador, y mientras el petróleo no baje el pasaje va ha seguir como hasta ahora, y si no, no trabajo más», comentó un transportista que prefirió no revelar su identidad.