El Gobierno cubano está tomando «medidas emergentes» ante la sequía en Guamá, Tercer Frente, Palma Soriano y Santiago de Cuba, según dio a conocer el estatal Juventud Rebelde, reporta Diario de Cuba.

Entre las «medidas emergentes» se encuentran el trasvase, la inversión en las redes, la instalación de tanques y el montaje de una desalinizadora.

Janet Triana, delegada del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos en el territorio, explicó que en 2016 en Santiago de Cuba hubo un comportamiento desfavorable de lluvias y el decrecimiento de los acumulados de las cuencas.

La presa Parada, uno de los tres sistemas que abastecen la capital provincial, solo dispone de reservas hasta febrero y quedará agotada por segunda vez.


La conductora Loma de la Cruz-Parada llevará agua hacia dicho sistema, responsabilizado con el consejo popular Agüero-Mar Verde, parte del centro urbano José Martí y la zona industrial.