El capo mexicano, conocido jefe del narcotráfico, Joaquín Guzmán, fue sentenciado a cadena perpetua en una prisión estadounidense, dictaminó un juez federal este miércoles.

Guzmán, más conocido popularmente como «El Chapo», fue sentenciado además de cadena perpetua a 30 años adicionales luego de que fuera hallado culpable de 10 cargos de narcotráfico en un tribunal de Nueva York, en febrero pasado.


La sentencia la dictaminó el juez federal Brian Cogan.

Antes de ser sentenciado, Guzmán, se quejó de las condiciones de su confinamiento y le dijo al juez que se le había negado un juicio justo. Dijo que el juez Cogan no investigó a fondo las denuncias de conducta indebida del jurado.

«Mi caso estaba manchado y usted me negó un juicio justo cuando todo el mundo estaba mirando», dijo Guzmán en la corte a través de un intérprete. «Cuando fui extraditado a los Estados Unidos, esperaba tener un juicio justo, pero lo que sucedió fue exactamente lo contrario».

La evidencia mostró que, según las órdenes de Guzmán, el cartel de Sinaloa fue responsable del contrabando de montañas de cocaína y otras drogas a los Estados Unidos durante su reinado de 25 años, dijeron los fiscales en documentos judiciales que recortaron el juicio.


También dijeron que su «ejército de sicarios» estaba bajo órdenes de secuestrar, torturar y asesinar a cualquiera que se interpusiera en su camino.