Durante una grabación visual del miércoles el senador cubanoamericano Marco Rubio hablaba sobre la necesidad de abrir los negocios al público aprovechando la ocasión para lanzar una broma sobre cuánto necesitaba ya cortarse el cabello.


De esta forma el senador dijo que si las barberías permanecían cerradas más tiempo luciría como el icónico cantante de rock Mick Jagger.

Rubio utilizó el chiste para ilustrar su opinión sobre el debate sobre cómo reiniciar la economía.

Dijo que las estrategias de mitigación que salvan vidas, que incluyen cerrar negocios donde el distanciamiento social no es posible, no son sostenibles.

«No podemos mantenerlo así durante 12 meses, 18 meses», dijo Rubio. «No sé si podemos seguir haciéndolo de esta manera durante seis meses. Simplemente no es un acuerdo sostenible, por lo que la pregunta comenzará a ser: «¿Qué pasa si tenemos que alejarnos de algo de esto en el corto plazo?» ¿Podemos hacerlo de una manera que maneje pero no termine el ¿riesgo?»


“Si nuestra expectativa es que no habrá otro aumento o riesgo de mortalidad, esa no es una expectativa razonable. Si la expectativa es que las cosas volverán a ser como eran el 1 de marzo, tampoco es una expectativa razonable «, dijo Rubio.

«Si la expectativa es que vamos a mantener las cosas como están ahora como se necesita, eso también es completamente poco realista «, añadió el senador que comparó los esfuerzos de mitigación al daño económico que deja el paso de un huracán.

Rubio dijo que gran parte de lo que sucederá con las pequeñas empresas depende de las restricciones impuestas por las autoridades locales y estatales y la ayuda que muchas de estas empresas puedan recibir mediante préstamos para poder continuar operando.