Aunque nacieron en Cuba, no juegan para la isla, sino para los equipos oponentes. Acercándose el inicio de la Serie del Caribe el 1 de febrero en Culiacán, México, son seis los cubanos confirmados para vestir los uniformes de los otros conjuntos.

Los Águilas de Mexicali se beneficiarán de la presencia de tres cubanos (Yuniesky Betancourt, Yordanys Linares y Ronnie Mustelier); los Criollos de Caguas poseen en su roster dos (Rusney Castillo y Frank Del Valle); mientras las Aguilas del Zulia asisten con uno (Hassan Peña).

Cuba va representada por el equipo de Granma, campeón de la pasada Serie Nacional, reforzado como una especie de selección del país, pero sin perder la base del núcleo ganador de la final ante Ciego de Ávila.

Sin embargo, este grupo de seis compatriotas que competirán bajo otros estandartes llegaron aquí por méritos propios y pudieran ser vitales para el éxito futuro de sus respectivos clubes.


Pase lo que pase en la Serie del Caribe, algún cubano podrá decir que tocó el trofeo de campeón, a no ser que se impongan los Tigres del Licey.

(Con información de el Nuevo Herald).