Adrián Rubio, quien apenas el pasado domingo hizo un llamado a los cubanos a apoyar la causa del Movimiento San Isidro lanzándose a las calles, fue detenido repentinamente en las afueras de su casa este martes.


La madre del joven de 18 años grabó un video de la arbitraria detención que ha sido compartido en las redes.

Rubio se disponía a ir a buscar el pan cuando una patrulla con varios oficiales le cortaron el paso.

En la grabación se escucha a su madre, Isbe Santos González, discutir con un oficial que parece querer quitarle el teléfono.

«No me vayas a tocar», se escucha decir. Luego la encierran en su propia casa mientras ella graba desde atrás de una reja.


Rubio es uno de los miembros más jóvenes del movimiento y estuvo entre los huelguistas que a finales de noviembre pidieron la libertad de Denis Solís.

“Fueron unos días maravillosos”, dijo Rubio al diario Washington Blade, refiriéndose a los días que pasó en la sede del Movimiento San Isidro. “Pude ver cómo sería una Cuba libre, porque allí había todo tipo de personas, desde un hombre gay como yo hasta un musulmán”.