maxresdefault

Mari Carmen Aponte, vice secretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, expresó este lunes su preocupación por las implicaciones que puede haber tenido para el activista cubano Dagoberto Valdés una reunión con funcionarios estadounidenses a mediados de octubre en La Habana.


La preocupación de Aponte se debe a las amenazas que recibió el activista pinareño, director de Centro de Estudios Culturales Convivencia, en un encuentro al que fue convocado por la Seguridad del Estado, el pasado jueves 27 de octubre.

“Preocupada de que días después de su reunión con oficiales de EEUU, seguridad del estado de #Cuba amenazó a Dagoberto Valdés de Convivencia”, escribió Aponte, en inglés y español, en su cuenta de Twitter.

Integrantes de la delegación estadounidense, que participaron en la ronda de conversaciones sobre Derechos Humanos entre Washington y La Habana, se reunieron el 15 de octubre con una docena de opositores en la casa del jefe de la embajada, Jeffrey DeLaurentis.

En esa ocasión, el propio Valdés dijo a Martí Noticias que durante el encuentro la delegación de Estados Unidos habló de las negociaciones con el gobierno cubano y les permitió a cada uno dar su visión sobre el estado de los Derechos Humanos en la isla.


Tras la cita con las autoridades cubanas, Valdés detalló que le trataron de forma correcta, pero quedó sorprendido cuando le advirtieron que a partir de ese día su vida sería muy difícil.