Un ciudadano cubano residente en EEUU fue detenido el miércoles en la mañana en Cuba por el supuesto delito de «desobediencia» luego de que no acudiera a una citación de la Seguridad del Estado, informa Diario de Cuba.

Se trata de Lázaro Burunate Gómez, hermano de las Damas de Blanco Regla y Caridad Burunate.

Ese mismo día fue puesto en libertad a las 10:00 pm, sin embargo está obligado a presentarse todos los días a las 2:00 pm en la unidad policial de Colón, Matanzas.

Burunate Gómez fue citado el día 30 de octubre, la policía política acudió a la casa de su hermana Caridad sobre la 1:00 pm, donde se está quedando, y su esposa les informó a los oficiales que él no se encontraba en el municipio.


El activista Rangel Manzano explicó que a «las 4:00 pm vinieron aquí donde vivimos su otra hermana Regla y yo. Tres hombres que se presentaron como oficiales de Inmigración, uno de ellos Ricardo, jefe de Control Interno de Inmigración, intentaron dejarme la misma citación».

«Les dije que no aceptaba la citación porque yo no era quien estaba citado. Insistieron en que le hiciera llegar el mensaje, que le transmití ese día a la medianoche» cuando Burunate Gómez regresó», detalló Manzano.

El jueves entonces, Burunate Gómez, su cuñado y otro opositor acudieron a la unidad policial.

«Tuvimos unas palabras allí y me dijeron que él tenía que quedarse porque había cometido desobediencia», añadió Rangel.

De acuerdo al activista, Burunate Gómez salió como refugiado político de la Isla, retornó de visita para ver a su madre anciana y enferma, el cinco de noviembre regresará a EEUU, pero el régimen cubano quiere mantener vigilancia y control sobre él hasta ese día.

(Con información de Diario de Cuba)