La joven diseñadora cubana, Rosalia Viñas Lazo, miembro del Centro de Estudios Convivencia, fue citada por cuarta ocasión en los últimos meses, a la sede del Departamento Técnico de Investigaciones en Pinar del Río, informa Radio Martí.

«Fue para preguntarme si yo tenía algo nuevo que agregar a mi declaración, a lo cual dije que no, que continúo con mi declaración desde el inicio, que soy inocente, que no he falsificado ningún documento, porque los documentos que ellos tienen como prueba no tiene ni mi letra, ni mi firma, por lo que no me involucra de ninguna manera con esa violación», confesó Viñas Lazo a la emisora de Miami, a través de contacto telefónico.

Según la diseñadora, en los interrogatorios la han tratado todo tipo de personas, con comportamientos más fuertes y prepotentes, algunas más calmadas, en el primer caso Rosalia Viñas explica que ella ha tratado de serenarse en todo momento, evitando que la puedan acusar de desacato.


Viñas Lazo comenta que la verdadera intención de la Seguridad del Estado, es que ella y otros integrantes abandonen el proyecto del Centro de Estudios Convivencia.

«Es que intentan involucrarnos en casos comúnes para alejarnos de este proyecto, nosotros creemos que Cuba necesita cambios, y nuestro pensamiento no nos lo van a quitar con ese tipo de acusaciones», aseguró la creadora.

El director del Centro de Estudios Convivencia, Dagoberto Valdés publicó recientemente un comunicado en el que llama la atención sobre el hostigamiento a los miembros de la organización.