Por segunda mañana consecutiva, los residentes del sur de Florida despertaron con las temperaturas más frías desde 2015.

Las temperaturas cayeron a los 40 en los condados de Broward y Miami-Dade el viernes por la mañana, y los 50 en los Cayos de Florida.

La temperatura baja de la mañana fue de 41 grados en Fort Lauderdale y de 46 grados en Miami. El lugar cálido fue Key West, donde la baja de la mañana fue de 55 grados.

“Justo cuando el sol estaba saliendo, fue cuando alcanzamos nuestras temperaturas más frías”, dijo la meteoróloga de Local 10 News, Jennifer Correa.


El viento helado hizo sentir como 37 grados en Pompano Beach y 38 grados en Fort Lauderdale.

Una advertencia sobre las heladas estuvo vigente en partes de los condados de Broward y Miami-Dade desde la medianoche hasta las 9 a.m.

Correa dijo que habrá mucho sol el viernes, pero que las temperaturas rondarán los 60 grados.