Donald Trump piensa volver a reunirse con el dictador norcoreano, Kim Jong-Un, recién después de las elecciones de medio período en EEUU que se desarrollarán el próximo 6 de noviembre, puesto que en estos momentos no puede viajar por estar ocupado con la campaña electoral, recoge Diario Las Américas.


El fin de semana el secretario de Estado, Mike Pompeo sostuvo un encuentro con Kim Jong en Pyongyang para dialogar sobre la venidera cumbre con el presidente estadounidense.

En el pasado mes de junio Trump y el líder norcoreano tuvieron su primer y hasta ahora único encuentro en Singapur, para aquella ocasión Kim Jong-Un abordó la opción del desarme nuclear de Corea del Norte, sin embargo no se precisó cuándo y cómo sería desmantelado su arsenal de armas atómicas y misiles.

Por otra parte tampoco se esclareció que debería ofrecer EEUU a cambio. Aunque en junio Trump dijo a la prensa «estamos firmando un documento muy importante, uno bastante amplio» en referencia al acuerdo para trabajar en el fomento de la paz, y lograr la total desnuclearización de Corea.