El gobierno de Estados Unidos celebró hoy la expulsión de médicos cubanos de Bolivia.


«Bravo Bolivia» dijo el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo sobre la marcha de los médicos cubanos que trabajaban en Bolivia.

«El Gobierno boliviano anunció el viernes la expulsión de cientos de funcionarios cubanos de su país. Eso era lo correcto para hacer. Cuba no estaba enviando médicos y funcionarios a Bolivia para ayudar al pueblo boliviano, sino para apuntalar un régimen pro-cubano encabezado por Evo Morales, que buscaba mantener su control sobre el poder a través del fraude electoral» dijo Pompeo.

Bolivia terminó el contrato con los médicos cubanos y los obligó a abandonar el país.