Foto de archivo

Luis Almagro, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, denunció 106 casos de torturas en Venezuela este año, de los cuales 11 fueron llevadas a cabo por «gente con acento cubano», reportó la agencia de noticias EFE.


La torturas denunciadas forman parte de un informe titulado «La implementación de un sistema torturador», y que fue presentado este martes en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington por la abogada Tamara Sujú, directora ejecutiva del Instituto CASLA.

«En nuestro informe se habla de un sistema torturador porque no existe un organismo en Venezuela que no sepa de las torturas que se están haciendo», subrayó Sujú , quien desde el 2014 ha estado documentando casos de torturas que se llevan a cabo en el país.

Durante la rueda de prensa del martes Sujú aseguró que de las torturas que le fueron reportadas este año, 11 fueron por personas «con acento cubano».

Almagro, que acudió a la presentación del informe, aseguró que esta es la primera vez que la Secretaría General de la OEA recibe datos sobre supuestas torturas de personas «con acento cubano» y, por lo tanto, esa información aún debe de ser analizada para entender mejor sus repercusiones.

«Recibimos la información —dijo Almagro— de que solo en la nómina venezolana hay 46.000 cubanos en Venezuela, si tenemos en cuenta que el Ejército colonial español eran 22.000, eso es más del doble. Es decir, esto es una fuerza de ocupación, una agresión directa de un país a otro, reprimiendo los derechos de la gente».

«La mayoría de los perpetradores son cubanos, y ante esta situación consideramos que Cuba también debe recibir algún tipo de presión política para sacar a la fuerza de ocupación cubana que ha invadido a Venezuela. La presión en Cuba debe aplicarse de la misma forma que en Venezuela y bajo los mismos parámetros. Las aplicaciones de represiones en Venezuela y Nicaragua tienen un manual con un origen muy definido», aseveró el secretario, citado por El Nacional.

Para concluir Almagro no pone en duda siquiera que los 46.000 cubanos «probablemente estén mejor entrenados y con mejor equipamiento» que la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela.

(Con información de Diario de Cuba)