Desde el sábado una ola de frío se extiende por Florida, con temperaturas más bajas de lo acostumbrado. Este martes los termómetros en Miami marcaron un descenso de 48 grados Fahrenheit (8,8 grados centígrados).


De acuerdo al Servicio de Meteorología Nacional, desde enero de 2016, no se registraba una mínima tan baja en la “ciudad del sol”.

El frente frío se mantendrá en el estado sureño hasta el próximo sábado, con temperaturas que irán desde los 40 grados Fahrenheit (4,4 grados centígrados) por la noche y entre los 60 y 70 por el día (17 y 21 centígrados).

Aunque las temperaturas son bajas, el cielo en Miami está despejado, y el sol brilla en horas del día.

La ola invernal cubrió este fin de semana al noroeste de Florida con un manto de nieve, en especial las zonas fronterizas con el estado de Alabama, e incluso ocasionó el cierre de varias autopistas.


Según el diario Sun Sentinel, las bajas temperaturas obligaron a condados del sur de Florida como el de Broward, a declarar una “emergencia”, y las autoridades habilitaron algunos refugios.

Se ha exhortado a los conductores floridanos a extremar medidas estos días al conducir por las carreteras, pues el frente frío se seguirá sintiendo sobre el estado, advirtió la Patrulla de Carreteras.

(Con información de El Nuevo Herald)