Un hombre está siendo acusado de formar parte de una red criminal, con presunta sede en la Florida, que se dedicaba a traficar migrantes cubanos, a quienes después secuestraban para torturarlos y extorsionar a sus familias.

El hombre, identificado como José Miguel González, alias «el chupa», tenía como cómplices a su madre y su mujer, encargadas de cobrar el dinero de las extorsiones de las familias de las víctimas. El pasado viernes González se presentó en corte en el distrito del sur de la Florida, informó Telemundo51.


González, esta acusado de secuestrar, torturar y extorsionar a migrantes cubanos que buscaban llegar a Estados Unidos. Los documentos de la corte incluyen el testimonio de una víctima, quien habría pagado 3 mil dólares para llegar en una embarcación a Yucatán, México, y de ahí fue transportado por tierra a Estados Unidos.

Una de las víctimas está actuando como testigo contra el acusado. Dijo que pago 3500 dólares para que lo llevaran de Cuba a Yucatán, y luego por tierra hasta la frontera.

Sin embargo, una vez en las costas mexicanas, lo esperaban hombres armados con machetes. Los 17 cubanos fueron secuestrados y llevados a un lugar al que luego llamaban la Finca, dijo el testigo.

Los familiares de los cubanos fueron extorsionados por 10 mil dólares, mientras que recibían fotografías y videos de los cubanos siendo torturados con corriente o siendo golpeados.


Fuentes cercanas a la investigación aseguran que “el chupa” es miembro de “el jabao”, una red de crimen organizado que habría sido responsable del mayor robo de oro en la historia de la Florida. Dos líderes de esa organización fueron encarcelados por contrabando ilegal de peloteros cubanos, entre ellos, Yasiel Puig y Raisel Iglesias.  En el caso de “el chupa” no está claro si fue capturado en México o en Estados Unidos.

González enfrenta una sentencia máxima de prisión de 20 años por secuestro y 15 años por tráfico de personas si es declarado culpable.