Un hombre cubano se presentó en corte tras ser acusado de agredir a un anciano mayor de 65 años en el barrio de la Pequeña Habana.

El incidente que dejó a Lázaro Guerra de 30 años tras las rejas, se reportó en el estacionamiento de una plaza comercial en la 12 avenida del suroeste y la 3 calle.

De acuerdo a un testigo, Lázaro se acercó a varias personas cuando presuntamente se inició un altercado que culminó con él golpeando a la víctima.

Mike Vega, portavoz de la Policía de Miami, dijo a AmericaTeVe que la discusión fue por un teléfono celular y que el testigo intentó intervenir cuando Guerra golpeó en la cabeza a la víctima.

Vega añadió que los cargos por agresión contra una persona mayor de 65 años se convierten automáticamente en delitos más graves.

El testigo dijo a AmericaTeVe que Guerra estaba borracho y que el barrio no era bueno.

Durante la audiencia de fianza se pudo ver a Guerra llorando. La jueza estableció una fianza de $5000 dólares.