Rodrigo Malmierca, titular de Comercio Exterior de la Isla, dijo este lunes que Cuba ha recibido alrededor de 2,000 millones de dólares de inversión extranjera en este 2017.


“Esto demuestra que a pesar de los intentos del gobierno de los Estados Unidos para reforzar el bloqueo y pretender aislar a Cuba, nuestro país sigue despertando un creciente interés como destino de la inversión extranjera”, declaró el ministro.

El titular cubano inauguró la 35 Feria Internacional de La Habana, el evento de negocios más importante de la Isla, y detalló que el capital extranjero arribó para sectores como la energía, la minería y el turismo.

El Estado cubano ha señalado en varias ocasiones que la Mayor de las Antillas necesitaba unos 2,500 millones de dólares de inversión foránea anuales para desarrollar su modelo que enfrenta problemas de liquidez, precios de importaciones altos y la crisis de su principal aliado comercial, Venezuela, de acuerdo a declaraciones del propio Malmierca hoy.

FIHAV 2017 que contó con la presencia de 3,700 expositores de 70 países, fue la que menor cantidad de estadounidenses atrajo en los últimos años, tras un deshielo impulsado por la administración Obama desde 2014, y que se paralizó con la política del actual presidente estadounidense, Donald Trump.

En junio pasado, el mandatario estadounidense aprobó un paquete de medidas que revierte gran parte de la política de su predecesor en la Casa Blanca.


María Conchita Méndez, directora para Latinoamérica de la autoridad del Puerto de Alabama dijo a la AP que esta feria registró la menor cantidad de estadounidenses. “En mi opinión los negocios que no están aquí están perdiendo oportunidad”, añadió Méndez, quien afirma que unas 17 firmas de Estados Unidos estaban representadas en el evento, aunque solo una media docena de ellas tenían estands.

Lo que marca una gran diferencia con FIHAV 2016, cuando se presentaron 40 compañías norteamericanas.

El régimen debe estar disgustado ahora que el panorama económico no augura que puedan ingresar tanta divisa en sus arcas.

(Con información de El Nuevo Herald)