Se han reportado daños en varios municipios pinareños luego del azote del huracán Michael en el occidente cubano, el tabacalero Rolando Pupo Carralero desde la zona de San Juan y Martínez conversó con Radio Martí.

«Desde la noche del domingo ha estado lloviendo, intensas precipitaciones, no ha parado de llover», explicó, alegando que aún llovía en San Juan y Martínez, y habían arroyos crecidos, y algunas afectaciones.

«Muchas familias abandonadas en sus casas, porque la situación meteorológica con las intensas precipitaciones, rachas de viento de hasta 70 y 80 kilómetros por hora, impidieron que las familias salieran a buscar algún alimento», detalló.


«Llevamos dos días sin electricidad, y esto ha traído muchos problemas porque no hay manera de cocinar los alimentos, no hay manera de alimentar a la familia», reveló.

La cantidad de agua que ha caído no resulta positivo para la siembra de tabaco, la misma estaba prevista para la segunda quincena de octubre, sin embargo Pupo Carralero dijo que ya no se iba a poder, por lo que habrá atraso en la siembra.

Asimismo se espera se incrementen los focos del mosquito aedes aegypti, lo que pudiera empeorar la situación higiénico-epidemiológica con la propagación de dengue y zika.