Bolsa de Nueva York. Foto: Pixabay

Los mercados financieros se desplomaron el viernes, a medida que la crisis de salud se hace cada vez más profunda, cuando casos de coronavirus se empiezan a reportar en países como México, Bielorrusia, Lituania, Nueva Zelanda, Nigeria, Azerbaiyán y los Países Bajos, su presencia ya casi alcanza a 60 naciones, informa Local 10 News.


Simone Venturini, concejala de desarrollo económico de la ciudad de Venecia, Italia, donde el turismo ya afectado por las inundaciones históricas del año pasado se ha hundido con noticias de casos de virus, dijo «no es el cólera o la peste negra. El daño que nos preocupa aún más es el daño a la economía».

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud, explica que el brote «tiene potencial pandémico», pero cualquiera que sea la terminología utilizada por los funcionarios, los efectos ondulantes fueron claros.

Atracciones como Tokyo Disneyland y Universal Studios Japan anunciaron cierres y eventos que esperaban a decenas de miles, incluida una gira del grupo K-pop BTS, se suspendieron.

Los inversores observaron con cautela cómo las acciones caían en Asia y se ceñían para ver si la brutal carrera de Wall Street continuaría, mientras que las empresas, tanto grandes como pequeñas, vieron debilidad y la gente lo sintió en sus billeteras.


«Casi nadie viene aquí», reveló Kim Yun-ok, que vende rosquillas y rollos de algas marinas en el mercado Gwangjang de Seúl, donde las multitudes se redujeron el viernes cuando Corea del Sur contó 571 nuevos casos, más que China.

«Solo espero que el brote esté bajo control pronto», añadió el vendedor.

En Italia, donde el recuento de 650 casos está creciendo, las reservas de hotel se redujeron y el primer ministro Giuseppe Conte planteó el espectro de la recesión.

Los comerciantes como Flavio Gastaldi, que ha vendido recuerdos en Venecia durante tres décadas, se preguntaban si podrían sobrevivir al golpe.

El daño económico se produjo con ira en Bangkok, donde los inquilinos en el Platinum Fashion Mall organizaron un flash mob, gritando «¡Reduce el alquiler!», y con carteles que decían «Los turistas no vienen, las tiendas sufren».

«El coronavirus es la peor situación que jamás hayan visto», confesó Kanya Yontararak, propietaria de una tienda de ropa, acerca de los perjuicios económicos de la epidemia.

A nivel mundial, más de 83,000 personas se han enfermado con el coronavirus.

China, aunque más afectada, ha visto un menor número de nuevas infecciones, con 327 casos adicionales reportados el viernes, lo que eleva el total del país a 78.824.

Corea del Sur ha registrado 2,337 casos, la mayoría fuera de China. Los grupos emergentes en Italia e Irán, que han tenido 34 muertes y 388 casos, a su vez han provocado infecciones en personas de otros países.

Francia y Alemania también experimentaron aumentos, con docenas de infecciones.