El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos informó que el huracán Florence bajó sus vientos máximos sostenidos a 65 millas por hora (100 km/h), degradándose en el Atlántico a tormenta tropical, sin embargo se prevé este fin de semana vuelva a fortalecerse, convirtiéndose en un nuevo ciclón.

En su boletín más reciente, el NHC indicó que Florence se ubica a 925 millas (1.490 kilómetros) al este-noreste del norte de las islas de Sotavento (Antillas Menores) y a 985 millas (1.590 kilómetros) al este-sureste de las Bermudas.

Los pronósticos advierten que mantendrá esta trayectoria en las próximas 48 horas, y el fin de semana debe experimentar un giro hacia el oeste-noroeste.

Este fue el primer huracán de mayor categoría que se ha formado en el Atlántico, en la actual temporada ciclónica, reporta Diario Las Américas.


El pasado agosto, expertos estadounidenses vaticinaron una temporada de huracanes en el Atlántico, un 60% por debajo de lo normal.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) tiene un nuevo pronóstico, espera se formen cinco nuevos huracanes en la cuenca del Atlántico, y uno de ellos de las categorías más peligrosas.