Imagen de archivo

Pese al cierre parcial del gobierno más largo de la historia, enero último quebró todas las expectativas y registró la creación de 304.000 nuevos empleos en Estados Unidos, reporta CNBC, citando cifras del Departamento de Trabajo.


La tasa de desempleo aumentó un 4%, un nivel en el que había estado en junio, un efecto probable del cierre, según el departamento.

Sin embargo, los funcionarios informaron que en general los trabajadores federales se contaban como empleados durante el período porque recibieron un salario durante la semana de la encuesta del 12 de enero.

Los economistas encuestados acerca del Dow Jones esperaban que las nóminas aumentaran en 170.000 y que la tasa de desempleo se mantuviera estable en 3.9%.

De todos modos se considera un desempeño poderoso en un momento en que los economistas dicen cada vez más que esperan que el crecimiento se desacelere en 2019.


Enero marcó 100 meses consecutivos de creación de empleos positivos, por mucho la racha más larga registrada.