El sábado 9 de julio se inauguró en el parque cabecera de Taguasco la décima zona en Sancti Spiritus conectada a la red Wi-Fi, convirtiéndose así en la tercera provincia en Cuba con todos sus municipios conectados a la red inalámbrica.

Anteriormente habían sido La Habana y Pinar del Río.