Actualidad Política Sociedad

¿Sanciones individuales para funcionarios del castrismo? Opositores piden más acciones al Gobierno estadounidense contra el régimen

El reciente cambio de política de Washington con La Habana, y las últimas sanciones del Gobierno de Trump abren paso a un escenario muy diferente al de la administración Obama, que había bendecido la transferencia de poder de Raúl Castro a su hijo, Alejandro Castro Espín como cabecilla del clan heredero, opina el opositor intelectual cubano Antonio Rodiles.


Los cubanos estaban abocados a aceptar la continuidad de la dictadura más larga de América Latina.

Pero según Rodiles, hay medidas que son capaces de elaborar mensajes “muy directos no solo a la nomenclatura establecida sino a esa nueva red de lealtades en construcción y sobre todo al pueblo cubano”.

Ailer González, opsitora cubana y Antonio Rodiles, aunque aplauden que Donald Trump revirtiera la política y apertura con Cuba, inaugurada por Obama, piden al Gobierno estadounidense más acciones, entre ellas sanciones para funcionarios que están detrás de la corrupción y la represión al pueblo.

En una entrevista con El Nuevo Herald, el académico cubano dijo: “La coronación que iban a realizar en febrero empieza a hacer aguas desde el momento que EEUU los ubica como una dictadura y les quita lo bendecido que habían estado por la Administración anterior”.

“Las empresas militares deben ser sancionadas, pero estamos en un momento en que tienen que ser sancionados individuos”, acotó.


Los activistas cubanos creen que está próximo un momento político “crucial” en el que la comunidad internacional debe ejercer presión con el fin de evitar que la “aparente transición castrista” consolide en el poder al coronel Alejandro Castro Espín.

Aunque la lógica castrista indica a que el sucesor de Castro sea el primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel, aun cuando esto fuera real, Díaz-Canel podrá seguir siendo una figura decorativa o una marioneta del castrismo.

Rodiles insiste: “Las personas que están siendo parte de todo ese aparato de corrupción, que se están beneficiando de la miseria del pueblo, deben ser sancionadas. Esas personas, o sus familiares, no pueden estar viniendo a EEUU ni viajando por todo el mundo como si fueran los grandes magnates cuando están robando toda la riqueza y están lucrando del desastre”.

El disidente apunta que Estados Unidos debe seguir el mismo camino que ha establecido para Venezuela, el Gobierno estadounidense ha agregado a varios miembros destacados de la dictadura venezolana a su lista de Nacionales Especialmente Designados y Personas Bloqueadas (conocida como lista SDN).

No hay que olvidar que el régimen castrista ha desestabilizado América Latina durante años, es un gobierno generador de problemas, de males para el continente y patrocinador del terrorismo.

De acuerdo a Rodiles: “Familiares directos de altos jerarcas llegan a los Estados Unidos y de forma inmediata montan sus negocios con capitales que no tienen una explicación. Otros se pasean en visitas privadas o invitados por instituciones mostrando que la permisividad de esa nación les permite gozar de la impunidad a pesar de ser los beneficiados directos de tantos abusos y crímenes”.

Sin embargo, en una declaración de Helen Aguirre Ferré, la directora para asuntos relacionados con los medios en la Casa Blanca y asesora especial del presidente dijo:

“Los funcionarios cubanos no tienen activos significativos, si los hubiera, en los EEUU, por lo que las sanciones son un instrumento ineficaz para tratar con individuos cubanos que son miembros del régimen represivo”.

“Existen otras leyes vigentes y órdenes ejecutivas que prohíben numerosas actividades económicas con Cuba y con funcionarios cubanos. Venezuela es una situación diferente, lo que se refleja con una política diferente de [la política hacia] Cuba”, abundó la asesora.

(Con información de Diario de Cuba y Martí Noticias)




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *