El pasado 27 de noviembre salió de Cuba el rapero contestatario Denis Solís hacia Moscú. Según refiere a Radio Martí, Vladimir González, tío de Denis, que su sobrino, músico y activista Denis Solís le comunicó que saldría del país por sentir no tener futuro en su patria, afirma el tío que la decisión de marcharse fue personal.


Explica el familiar: “Al principio (de salir de prisión), él no tenía ese pensamiento, pero después parece que él tomó esa decisión”, el artista le manifestó “que él no quería abandonar su lucha, pero quería ‘retirarse del país’ porque aquí (en Cuba), no tenía futuro”.

Su salida fue por Varadero en Matanzas, junto a su hermana y una hija de ésta, hacia Moscú con intención de llegar a Serbia.

El familiar de Denis dijo que su sobrino “no quería seguir viviendo ese estado emocional” y argumenta:

«Ya Denis ha recibido mucho maltrato y ya padeció lo de la prisión. La otra vez estuvo detenido y ya esta vez ya fue prisión, y ya él no quería seguir viviendo ese tipo de estado emocional”.

El rapero contestatario, miembro del Movimiento San Isidro, después de 8 meses en prisión por el presunto delito de desacato, sale de prisión en julio de 2021. A finales del 2020 le aplican la sanción en un juicio sumario, lo que provocó un marcado rechazo dentro y fuera de la Isla. Con su detención, Amnistía Internacional lo reconoció como Prisionero de Conciencia.