Un Inspector de Cubana de Aviación realizó nueve auditorías a vuelos arrendados a Damojh-Global Air durante 2008-2009, y revelaba en un informe obtenido por Martí Noticias, “fuego en cabina de mando, gomas desgastadas y una explotada al aterrizar, carencia de salvavidas, y pobre preparación de las tripulaciones entre otros problemas”.

No obstante el medio de Miami señala que pese a la advertencia de que era necesario poner punto final a los contratos con esta empresa, la misma fue ignorada por las autoridades cubanas, lo que trajo como resultado el dramático accidente aéreo del viernes en La Habana, que cobró la vida de 111 personas.

Recientemente y luego del accidente del avión, un ex piloto de Cubana de Aviación indicaba en Facebook “hay un expediente en Seguridad Aeronáutica de Cubana donde se recomienda a CUBANA que no se arriende más aviones a esa empresa”, escribió en referencia al contrato de la aerolínea cubana con la compañía mexicana Damojh-Global Air.

El ex capitán de Cubana dijo que “en esta ocasión se desconoció esta recomendación y volvieron a arrendarla (a Damojh)”.


Nueve auditorías fueron realizadas a los Boeing 737-200, matrículas XA-UBB y XA-UHY, arrendados a Damojh-Global Air durante 2008-2009, el informe ha permitido a Martí Noticias corroborar las declaraciones hechas días atrás por el ex piloto cubano.

Según Martí, el texto arroja entre otros muchos problemas técnicos, de mantenimiento y humanos un fuego en la cabina del avión, “gomas desgastadas y una explotada al aterrizar; salideros hidráulicos en los frenos; carencia de salvavidas a bordo; radar meteorológico inactivo; una aproximación frustrada en el peligroso aeropuerto de Guatemala, y pobre preparación de las tripulaciones entre otros problemas”.

“Existen varios aspectos indefinidos en la actividad de esta Compañía (…) para asumir con suficiente seguridad, eficiencia y calidad el gran peso de nuestras operaciones”, indicó en un reporte el ingeniero Ernesto Rodríguez Martín, Inspector de Seguridad Operacional.

En sus conclusiones, Rodríguez Martín presenta “como propuesta se tome el acuerdo de NO CONTRATAR bajo ningún concepto los servicios de esta Aerolínea” mexicana.

No obstante a la advertencia de cesar los contratos, las autoridades cubanas hicieron caso omiso, por lo que la responsabilidad apunta a quienes continuaron arrendando aviones y tripulaciones de Damojh-Global Air, pese a lo recomendado por el perito.

Sale a la luz también que “muchos sobrecargos, aeromozas y personal de Seguridad de Vuelo se habían negado a volar en esa línea”.

Cuba en Miami toma de Martí Noticias, las conclusiones del informe que se titula: Resumen de los incidentes de la Global Air y dirigido a Tony Correa, Director Adjunto de Seguridad Operacional de Cubana de Aviación, S.A.

En conclusión la Aerolínea presenta serias dificultades en el cumplimiento de los requerimientos y standards operacionales actuales y que demandan los organismos regulatorios de la actividad aerocomercial, como IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo).

Los tripulantes hacen su mejor esfuerzo y muestran interés en llevar adelante las operaciones, pero es evidente que el soporte técnico y administrativo es deplorable, incongruente con una política de SMS actualizada y responsable, también se aprecia un bajo nivel de exigencia en cuanto al desempeño de la tripulación.

A pesar de que existen todos los procedimientos implementados para la contratación de Servicios de Arrendamiento de Aeronaves, en nuestra Empresa, no se cumplieron con esta Aerolínea. Por tal motivo nuestra Dirección se dio a la tarea de monitorear las operaciones de Cubana que ejecutaron estas tripulaciones en los B-737.

Estas operaciones se caracterizaron por un grupo significativo de violaciones elementales de los estándares para explotar una aeronave, siendo las más importantes:

♦ Deficiente Estado Técnico de las aeronaves. Carecen de altímetros de precisión, sistemas de navegación lejana (están volando con un GPS portátil, le instalaron un Garmin 155 y los capitanes no recibieron la instrucción para su explotación).

♦ Aeronaves sin salvavidas, volando más de 2 hrs. sobre el agua. Reportes diferidos sin corregir, gomas en mal estado sin cambiar, salideros hidráulicos sin eliminar, etc.

Violaciones de los procedimientos ATC (control de tráfico aéreo) en el territorio nacional, requiriendo vectores en múltiples ocasiones.

♦ Deficiente preparación técnica de las tripulaciones, detectados por nuestros inspectores en rutas peligrosas como Guatemala; operando sin análisis de campo, con omisión de briefing de go-around, teniendo que ejecutarlo y poniéndose la aeronave en estado indeseado.

♦ Incidentes graves ocurridos en vuelo, sin informar a la Empresa. Una aeronave presentó fuego en cabina de mando en Manzanillo, otra explotó una goma durante un aterrizaje, otra aeronave operando con baja presión de nitrógeno en las gomas, detectado por los pasajeros, provocando seria demora del vuelo.

♦ Cumplimiento de requisitos. .- Estas aeronaves no cumplen todos los requisitos previstos en la RAC-6 (reglamento del Comité Regional de Aviación), puestas en vigor por el IACC, (Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba ) siendo ejemplos de ello lo siguiente.

♦ El ELT (transmisor de ubicación en emergencias) no tenemos constancia de que cumplimente la certificación de emplear la frecuencia de 406 Mhz, así como no está registrado por la DIA (Dirección de Ingeniería y Aeronavegabilidad) del IACC.

♦ La aeronave no posee un sistema autónomo de navegación lejana.

♦ La aeronave no posee radio estación HF (de alta frecuencia) para la navegación lejana.

♦ La aeronave no está certificada RVSM (Reducción, según la altitud, de la separación mínima vertical entre aeronaves).

Las Regulaciones Aeronáuticas Cubanas establecen las reglas de operación y vuelo para las aeronaves cubanas y extranjeras que operan en Cubana de Aviación, S.A. El cumplimiento de estos requisitos es condición indispensable para la realización de vuelos en nuestro país, estos aspectos técnicos son de obligatorio cumplimiento para los operadores.

Por todo lo anterior se trae como propuesta se tome el acuerdo de NO CONTRATAR bajo ningún concepto los servicios de esta Aerolínea.

Ing. Ernesto Rodríguez Martín

Inspector de Seguridad Operacional.

(Con información de Martí Noticias)