Rusia y Cuba acordaron elaborar «un plan de trabajo sobre el suministro de energía» a la Isla, teniendo en consideración fuentes tradicionales como hidrocarburos, u otras opciones disponibles, explicó el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, en una emisión del programa Noticias del sábado de la televisión de su país, informa Diario de Cuba.

Sin embargo quedó claro que Rusia no custodiará los buques que llevan petróleo a Cuba desde Venezuela, pese a que haya sido lo que el régimen de La Habana pidiera a Moscú, puntualizó Medvédev, quien añadió «creo que encontraremos otros métodos para ayudar a Cuba a recibir petróleo y sus derivados», frente a las sanciones que EEUU ha impuesto a los envíos desde Venezuela.


Asimismo el primer ministro ruso habló de la importancia de discutir el desarrollo de los lazos económicos entre ambas naciones.

«Lo primero es que nuestro comercio aumentó en los últimos años bastante considerablemente, alrededor de un 20-30% (…), y lo segundo es que las inversiones están creciendo», comentó sobre las relaciones bilaterales entre Moscú y La Habana.

Medvédev reiteró que Rusia se encargará de la reconstrucción de toda la red ferroviaria del país caribeño, un proyecto que ofrecerá la posibilidad de crear decenas de miles de puestos de trabajo en ambas naciones.

Según el primer ministro «a diferencia de la situación hace 20-30 años, en la época soviética», ahora «nuestros amigos cubanos pagan la deuda».


Anunció también que antes de que concluya octubre, Miguel Díaz-Canel visitará Moscú para reunirse con el presidente Vladimir Putin.

Por otra parte con la celebración del 500 aniversario de La Habana en noviembre próximo, la delegación del Gabinete de Ministros de Rusia prevé visitar la Isla.

«Habrá en breve otra visita, del Consejo de Seguridad, así que nuestros contactos continúan», adelantó.

Dmitri Medvédev visitó Cuba entre el 3 y el pasado 4 de octubre, y aseguró que Díaz-Canel ratificó que la Isla está dispuesta a pagar toda la deuda, durante las negociaciones.