El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó a la Fuerza Aérea que realice un «chequeo general» de su disposición y preparación combativas ante un posible conflicto bélico, dijo el ministro de Defensa de ese país.

El titular de Defensa, Serguei Shoigu, explicó que este proceso, que ya está en marcha, pretende evaluar si las agencias aeroespaciales, el armamento y las tropas están «listas para la batalla», según la agencia oficial de prensa TASS.

El anuncio se da en medio de fuertes tensiones con la OTAN, que el mes pasado desplegó tanques y tropas en Polonia por primera vez, y la incertidumbre por la relación entre Moscú y Washington tras la llegada de Donald Trump al poder.

Las Fuerzas Armadas rusas apoyan al gobierno de Siria, donde combaten contra el grupo terrorista Estado Islámico desde 2015, y se mantienen movilizadas en la frontera con Ucrania desde la crisis de 2014.