La compañía petrolera rusa, Rosneff, obtuvo el permiso de Cuba para explotar un yacimiento en Varadero junto a la estatal Cuba Petróleo (CUPET).

El acuerdo fue firmado entre Raúl Castro y Vladimir Putin en el pasado mes de septiembre buscando una explotación más eficiente de los yacimientos en Cuba.

Rusia estima que podría extraer 125 millones de barriles de crudo, además mantiene el interés en los 20.000 millones de barriles que potencialmente existen en el área de explotación de Cuba.

Cuba busca lograr independencia energética ahora más que Venezuela se encuentra en una profunda crisis.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba