Víctor Bóndarev, senador ruso declaró que Moscú no ha emprendido “ninguna gestión real” para recuperar sus bases en Cuba y Vietnam, recoge Sputnik News.


“Esa posibilidad se estudia exclusivamente de forma hipotética y para la fecha no se emprende ninguna gestión real para recuperar las bases rusas en América Latina o en el sudeste asiático”, aclaró el senador que lidera el Comité de Defensa y Seguridad del Senado ruso.

El mismo Bóndarev en otras declaraciones al mismo sitio de prensa había comentado que “el despliegue de una base militar rusa en Cuba respondería a los intereses de seguridad nacional en las condiciones de la creciente agresión de EEUU”.

A inicios de noviembre, funcionarios rusos argumentaron que la cúpula política y militar cubana “hoy día no apoya esa idea” de la reapertura de la base militar de Lourdes.

En 1967, empezó a operar en Cuba, la base de Lourdes, y se clausuró en 2002, se sabe fue el mayor centro soviético de espionaje radioelectrónico en las afueras de la URSS, y controlaba todo el hemisferio occidental.


Serguéi Shoigu, titular de Defensa ruso, en 2014 adelantó que Moscú podría crear una red de bases en el extranjero, en particular en Vietnam, Cuba, Venezuela, Nicaragua, Seychelles y Singapur.

El Gobierno de Vladimir Putin y de Castro han estrechado nuevamente lazos en los últimos tiempos, asimismo han fortalecido la cooperación económica y ambos gobiernos son aliados en lo concerniente a política, muy similar a la relación existente antes de la desintegración de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), en 1991.

Moscú se ha encargado de suplir el déficit de petróleo en la Isla comunista, tras la crisis que vive Venezuela. Y en 2014 condonó el 90 por ciento de la deuda contraída por La Habana.

(Con información de Diario de Cuba)