Rubén Blades crítica a Miguel Diaz-Canel (Imágenes de redes sociales)

El cantante panameño Rubén Blades criticó al designado gobernante cubano Miguel Díaz-Canel, luego de que éste hiciera el rídiculo en redes sociales publicando una noticia falsa.


El sustituto de Raúl Castro compartió en Twitter una supuesta respuesta del trovador cubano Silvio Rodríguez al músico cuestionando al dictador Nicolás Maduro por la crisis venezolana.

«Qué pena que hayan hecho equivocarse a Díaz-Canel, el recién estrenado presidente de tu país, a quien ponen a felicitarte por los ‘contundentes argumentos’. Parece que al presidente hasta las ‘fake news’ le llegan con años de retraso», escribió el famoso salsero en un respuesta dirigida al cantautor cubano.

Ya que en realidad Díaz-Canel retuitió una noticia falsa de 2014, en la que supuestamente Silvio contestó a Blades sobre la situación de Venezuela, pero la realidad es que la respuesta la escribió un profesor universitario.


Según CubaNet, el autor de «Ojalá» hace cinco años atrás debido a la polémica, desmintió que entre él y el artista panameño existiera debate sobre Venezuela.

«Yo no tengo ningún intercambio con Rubén Blades, la prensa afirma que yo le respondí, pero sólo reproduje la carta en mi blog, la epístola que hizo Blades al presidente Maduro. Guillermo Rodríguez Rivera, un profesor de la Universidad de Cuba, poeta y crítico de arte, fue quien le respondió a Rubén», aclaró Rodríguez en 2014.

Sin referirse al error de Díaz-Canel, Silvio replicó a Blades en su blog, Segunda Cita, en el marco de la nueva controversia:

«Es obvio que no pensamos igual sobre lo que está pasando Venezuela. Tú piensas que ese país hermano tiene dos presidentes, yo sólo veo a uno: a Nicolás Maduro».

«Debo aclarar que respeto el derecho a opinar que tiene todo ser humano, pero detesto la utilización y tergiversación artera de opiniones de terceros, para suplir la ausencia de argumentos legítimos en algunos empobrecidos cerebros», sostuvo el autor de «Pedro Navaja» (1978), haciendo clara alusión a la pobreza de pensamiento del líder cubano, quien al parecer se ha adherido tanto a su rol de sustituto que es incapaz de expresar su propio criterio y se la pasa citando.