La activista y opositora cubana Rosa María Payá fue propuesta este martes, como candidata para el premio Václav Havel de Derechos Humanos del Consejo de Europa por su trabajo por la transición democrática en Cuba, reporta el independiente diario cubano 14yMedio.

Rosa María es hija del difunto disidente cubano Oswaldo Payá (1952-2012), que murió en la Isla en extrañas circunstancias, la activista luego de la muerte de su padre ha promovido la iniciativa ciudadana Cuba Decide, resaltando los valores de la democracia y los derechos humanos también como presidenta de la red latinoamericana Jóvenes por la Democracia.

Con tan solo 29 años la joven cubana ha sido nominada junto con otros candidatos, el bahrainí Nabeel Rajab y el ruso Oyub Titiev.

El próximo 8 de octubre se conocerá el ganador en Estraburgo, donde la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa hará entrega de este premio en la Biblioteca Václav Havel y la Fundación Carta 77.


El premio busca recompensar las “acciones excepcionales de la sociedad civil en la defensa de los derechos humanos dentro y fuera de Europa”.

Hace dos años atrás la joven yazidí Nadia Murad fue distinguida con el galardón, ella entre otras féminas estuvo secuestrada y esclavizada durante tres meses por el Estado Islámico en el norte de Irak, recoge la prensa digital.

Liliane Maury Pasquier quien preside el jurado, resaltó que la edición de este año “resuena” de manera particular la herencia de Václav Havel, que fue presidente de la República Checa, luego de haber sido uno de los cabecillas de la disidencia en la Primavera de Praga, cuando en 1968 su país fue invadido por la URSS.

Al ganador del premio le será concedido un diploma, trofeo y un reconocimiento económico de 60.000 euros.

(Con información de 14yMedio)