Hidroxicloroquina. Foto: berkanafarma.com

El gobernador de Florida, Ron DeSantis dio a conocer que ya está en camino la hidroxicloroquina hacia los sistemas hospitalarios de los condados de Miami-Dade, Broward y Hillsborough, también algunos hospitales de Orlando recibirán el medicamento, recoge Local 10 News.


Este medicamento se aplicará a las personas que se encuentran gravemente enfermas de Covid-19.

La hidroxicloroquina se encuentra actualmente bajo investigación para el tratamiento de la pandemia que ha dejado más de 2.000 muertos en EEUU.

«Estaba siendo utilizado en el estado de Nueva York. Tuvimos un floridano que lo usó y estaba en muy mal estado y parecía aclarar los pulmones y el virus», explicó Desantis.

DeSantis dijo también que el embajador de EEUU en Israel, David Friedman, «un amigo mío», lo ayudó a establecer una conexión con la compañía farmacéutica israelí Teva Pharmaceutical Industries que tiene el medicamento.


«Así que estamos trabajando con Teva y hemos organizado los envíos», añadió.

«No soy médico. No le digo a nadie que lo tome o no, pero sí creo en la idea del derecho a intentarlo. Si alguien está en mal estado y no hay otro tratamiento disponible y el médico cree que esto es algo útil, queremos que ese paciente pueda tener eso», sostuvo.

DeSantis dijo que los hospitales que lo necesitan lo tendrán, y hay otros hospitales que desean obtenerlo, entonces deben informar al Departamento de Manejo de Emergencias de Florida.

«Queremos poder ayudar a las personas en todo el estado y trabajaremos para coordinar eso. Si alguien se encuentra en estado grave y no tiene otra opción, queremos poder brindarle todas las oportunidades que tiene», reveló.

El gobernador agradeció a Teva por «dar la vuelta a esa orden rápidamente» y llevar el envío a Florida, aunque no dio un cronograma específico de la llegada del fármaco.

DeSantis enfatizó que un médico tendría que trabajar con el paciente en la decisión de ser tratado con hidroxicloroquina. El medicamento se usaría para tratar el coronavirus en lo que se llama «fuera de etiqueta».

La hidroxicloroquina aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) está clasificada como un medicamento contra la malaria, y es útil en el tratamiento de varias formas de esta enfermedad.

A menudo se prescribe como un medicamento para tratar el lupus eritematoso y la artritis reumatoide.

Todavía no se prescribe para el coronavirus, pero se puede usar a discreción del médico «fuera de etiqueta».

«Fuera de etiqueta» significa que el medicamento se está utilizando de una manera no especificada en la etiqueta de empaque o inserto aprobado por la FDA.

Los médicos coreanos usaron los medicamentos contra la malaria para tratar COVID-19 con cierto éxito, según un documento presentado a Elsevier, una compañía de publicación de contenido médico, en marzo de 2020, y los especialistas franceses también han trabajado con este medicamento y el antibiótico azitromicina para sanar a algunos pacientes de Covid-19.