Rick Scott, gobernador de Florida, busca desbancar al senador demócrata Bill Nelson en las elecciones legislativas del próximo 6 de noviembre, y presentó sus proyectos para Cuba este viernes en Hialeah ante un público mayoritariamente cubano.


Scott prometió que de ser elegido senador en unos meses, impedirá que las empresas militares de la Isla comercien en su totalidad con compañías estadounidenses, como parte de las normativas impuestas el pasado año, por el presidente Donald Trump.

El aliado de Trump dijo que “desafortunadamente”, la política frente a Cuba del mandatario “no se ha implementado adecuadamente y muchas entidades militares cubanas no fueron incluidas en la lista inicial, emitida por el Departamento de Estado”.

“Es nuestro deber apoyar a aquellos que son oprimidos por los dictadores y se les niega el derecho a vivir sus vidas libremente”, subrayó el republicano.

En junio de 2017, el presidente Trump anunció en Miami ante la comunidad cubana del exilio, un paquete de medidas que buscaban asfixiar a la cúpula militar cubana que controla el 60% de la economía de la Isla.


El gobernador de Florida enfatizó que pretende “negar a los militares cubanos todos los accesos posibles a recursos financieros”.

Asimismo agregó buscaría incluir nuevamente a Cuba en la lista de los estados que patrocinan el terrorismo.

(Con información de Martí Noticias)