cubanos-forbesLa importante revista estadounidense Forbes destaco el trabajo de cuatro informáticos cubanos en un editorial titulado “No hay internet? No hay problema. Dentro de la revolución tecnológica en Cuba” en el que destaca como a pesar de los pocos recursos estos jóvenes han logrado hacer sus productos informáticos populares fuera de la isla.


Los cuatro proyectos destacados por la revista Forbes son los siguientes:

Vistar, revista cultural

Es el caso de la revista digital Vistar, creada por el joven de 28 años Robin Pedraja y que hoy cuenta con un equipo de 16 profesionales entre periodistas, creativos y desarrolladores web que recogen las últimas tendencias en arte y cultura de Cuba.

Vistar se ha hecho popular entre la juventud, que puede descargarse gratuitamente cada número, por cuya portada han pasado músicos y artistas de todas las tendencias, desde Kcho a Omara Portuondo, Isaac Delgado o Jorge Perugorría.

Alamesa, la app de restaurantes cubanos


AlaMesa, cuyo cofundador esYondainer Gutierrez, creada en 2011 junto a otros amigos, hoy esta app promociona la cultura gastronómica cubana principalmente entre turistas con una base de datos de 600 restaurantes, el 30% de los cuales paga por promocionarse en ella.

Hoy cuentan con 6.500 usuarios mensuales y casi 3.000 suscriptores a sus newsletters, lo que ha llevado a ser reconocido por la revista Forbescomo uno de los revolucionarios tecnológicos de Cuba.

Revolico, La web de compraventa que triunfa en Cuba

Entre los sitios web más populares también se encuentra Revolico.com, dedicado exclusivamente a la compraventa mediante clasificados, permutas, publicidad de paladares y hasta renta de casas.

Su creador, Hiram Centelles, trabaja desde España y afirma que su web cuenta con 8 millones de páginas vistas al mes y 25.000 anuncios nuevos cada día, aunque la mitad de las visitas proceden de fuera de la isla, la mayoría de Florida.

El Paquete Semanal

Más conocido dentro y fuera de Cuba es otra manera de hacer dinero con El Paquete Semanal, un modelo que empezó hace 12 años. Aunque hoy circulan distintas versiones de esta compilación de artículos, vídeos y programas de televisión en pequeñas memorias, la suya se distribuye a 100 personas, que a su vez la reparten en otras mil y así sucesivamente a un precio de $1.10 a $2.20.

Héctor López, alias El Transportador y uno de los que lo distribuye, “se ha convertido en algo necesario para el país”. “La gente lo ve como otra forma de internet”, dice este economista que a los 18 años comenzó compilando música y distribuyéndola entre los DJ de La Habana.