Luego de dos días de reuniones del Asesor de Seguridad Nacional John Bolton en Moscú, ha declarado a la prensa estadounidense que está convencido de que Rusia viola el acuerdo » Intermediate-Range Nuclear Forces Treaty», y como el Kremlin sigue negando que las violaciones hayan ocurrido, es muy difícil pensar que Rusia cambiará de política, informa Martí Noticias.


Bolton también comunicó este martes al presidente ruso Vladimir Putin, que Donald Trump decidió retirarse del tratado nuclear INF, ya que Moscú ha estado violando el acuerdo desde 2013.

También ha sido noticia el hecho de que haya una fecha tentativa para que Trump se reúna con el mandatario ruso el 11 de noviembre en París, en el marco del centenario del armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial, y en medio de las actividades de conmemoración que se llevarán a cabo en la capital francesa.

Otra inquietud de Washington es la gran capacidad de China en materia de misiles de medio alcance, aseguró el Asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Putin había dicho que estaba dispuesto a reunirse en persona con el mandatario estadounidense, y afirmó que le parecía confusa la decisión de EEUU de retirarse del acuerdo.


Bolton por su parte antes de reunirse con el Jefe de Estado ruso, aclaró sus posturas sobre las políticas de Rusia.

Suscrito en 1987 por los presidentes Ronald Reagan y Mijail Gorbachov, el tratado INF prohíbe a EEUU y Rusia poseer, producir o ensayar misiles nucleares de tierra-aire que tengan un alcance de 500 a 5.500 kilómetros.

Mientras Inglaterra apoya a EEUU en materia de seguridad nuclear, Alemania cree que Washington debe coordinar sus acciones con las naciones europeas, y considera el tratado como clave para la seguridad de Europa.

(Con información de Martí Noticias)