Imagen, captura de pantalla de Local 10 News

Este domingo en la mañana se han cancelado docenas de vuelos en los aeropuertos de Fort Lauderdale-Hollywood International y Miami International, mientras el noroeste del país lidia con una tormenta invernal, informa Local 10 News.


El fuerte clima invernal se siente desde el valle de Ohio y los Apalaches centrales hasta el norte del Atlántico Medio y el Noreste, según el Servicio Nacional de Meteorología.

Dhaval Sadhu voló desde India a Nueva York muy bien, pero para llegar de Nueva York a Barbados, donde estudia, fue un problema.

«Tengo un vuelo de conexión de Nueva York a Barbados, pero mi vuelo fue cancelado. Por eso me enviaron a Florida y de Florida a Barbados», revela Sadhu.

A Sadhu le dijeron que no había más vuelos desde Nueva York a Barbados hasta el lunes, por lo que llegó a Fort Lauderdale, donde un vuelo sale a Barbados hoy por la noche.


En todo Estados Unidos, las aerolíneas cancelaron casi 2.000 vuelos programados para este fin de semana en medio de la tormenta. Más de 2.100 vuelos se retrasaron.

En el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale-Hollywood, 79 vuelos se retrasaron el sábado y 39 se cancelaron. Algunos retrasos duraron hasta cuatro horas.

El Aeropuerto Internacional de Miami canceló 11 vuelos, mientras que 15 vuelos se retrasaron, según Greg Chin, un portavoz de la terminal aérea.

Un viajero en Fort Lauderdale tenía una palabra para describir cómo se siente al respecto.

«Deprimido. Muy deprimido. Quiero ir a casa», confiesa.

El clima severo está afectando a los aeropuertos que ya están lidiando con largas filas, sumado a la escasez de personal por el cierre parcial del gobierno.

Los controladores de tráfico aéreo y los funcionarios de la Administración de Seguridad del Transporte están trabajando sin remuneración. Al comienzo del fin de semana de vacaciones, el 7% de la fuerza laboral de la TSA llamó diciendo que estaban enfermos.