Residentes en Miami que esperaban que sus tarifas eléctricas bajaran después del huracán Irma quedaron sorprendidos al ver un incremento en lo que tienen que pagar.


Muchos consumidores se quejaron de que a pesar de estar dos semanas sin electricidad el consumo les llego más alto que el mes anterior según un reporte de Diario las Américas.

“Los números no mienten” y argumentó que “si estuve casi dos semanas sin electricidad, cómo voy a pagar una cantidad que equivale a cuatro semanas. Tendría que pagar unos 70 dólares menos, no seis más” dijo una consumidora molesta.

La empresa eléctrica de la Florida, FPL, explico el aumento en que después de días de falta de fluido eléctrico, el aire acondicionado y el refrigerador demoran más tiempo para enfriar y por lo tanto hay mayor consumo.

También aseguraron que las altas temperaturas influyen en el aumento de la factura eléctrica.