Residentes de un edificio en Centro Habana se quejan por estar expuestos a la contaminación de aguas albañales (Imagen tomada de Radio Martí)

Residentes de un edificio en La Habana, incluidos niños y ancianos, cumplen nueve meses expuestos a la contaminación de aguas albañales, viven en 14 apartamentos y son más de 40 personas, situados en la calle Genios No.256, entre San Lázaro y Malecón, Centro Habana, reporta Radio Martí.


Los vecinos denuncian han acudido a todas las instancias para intentar solucionar el problema, no obstante hasta la fecha no han tenido éxito.

«Hoy mi casa es la fosa del edificio, desde el 28 de enero, cuando el tornado destruyó las tuberías de alcantarillado, y eso trajo como consecuencia que las tuberías del edificio reventaron», explicó el líder del grupo William Sánchez Aldana.

Según Sánchez Aldana se han quejado en el Consejo Popular, en el Poder Popular Provincial, Asamblea Provincial y Municipal, Salud Pública Provincial, e Higiene y Epidemiología, sin embargo «nadie nos ha contactado para resolver el problema, o para verificarlo tan siquiera», agregó.

El peligro epidemiológico es real para todos los inquilinos, porque la cisterna de agua potable está adjunta al área donde se acumulan las aguas negras.


«Está expuesta porque lo divide nadamás una sola pared, nosotros fuimos a ver a la gente de Higiene y Epidemiología y dicen que ellos no tienen nada que ver con eso», comentó.

De acuerdo al periodista independiente Vladimir Turró, quien visitó el edificio, las tuberías están rotas y toda esa agua de todo los residentes va a parar al sótano, donde vive William Sánchez.

El lugar está totalmente inundado, y hay gran riesgo de contaminación, a juicio de Turró «el agua que se mantiene allí está podrida».

Hace 40 días los residentes del edificio entregaron una carta al Consejo de Estado, y aunque el viernes acudieron nuevamente al sitio emplazado en la Plaza de la Revolución, la persona que los atendió ahora les dijo tendrán que esperar 60 días hábiles.