Driss Oukabir, de 28 años, uno de los presuntos integrantes de la célula yihadista responsable de los atentados en Cataluña los días 17 y 18 de agosto, y a cuyo nombre se alquiló la furgoneta usada por los terroristas en Barcelona recibió amenazas de otros presos al entrar a la cárcel.

«Te vamos a rajar cuando salgas al patio» y «Puto terrorista de mierda», le gritaron Oukabir los presos de la cárcel donde fue enviado por decisión del juez de la Audiencia Nacional.

El terrorista se encuentra a la espera de ser juzgado. Los funcionarios lo han recluido en una unidad de aislamiento de la prisión.