Censura Internet en Cuba. Foto: Mehaniq / Shutterstock.com

Las protestas en la noche del jueves en Los Palacios, en Pinar del Río, hicieron que el gobierno dejara sin conexión a internet a un gran número de lugares en la Isla.

Según reportes del proyecto Inventario (grupo especializado en periodismo de datos), dijeron que municipios de La Habana como Guanabacoa, Plaza, Diez de Octubre, Playa y las provincias de Holguín, Matanzas, Varadero, Cienfuegos y Santa Clara, fueron afectados quedando sin servicios en los datos móviles.


La interrupción del servicio ocurrió en el horario comprendido entre las 12:50 am y la 1:40 am, informaron Outage Alerts.

Una información de una fuente anónima de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), fue compartida por el periodista cubano Mario J. Pentón, que asegura que el corte de las redes respondía a una orden de la dirección de la compañía.

«Ahora mismo llamaron los jefes que los mandaron para los centros a tumbar la frecuencia alta de la 4G y 3G», decía el mensaje.

El portal especializado Net Blocks (observatorio de desconexiones en internet), confirmaron que la interrupción del servicio de internet en Cuba duró aproximadamente 45 minutos:

«El incidente se produce en medio de protestas en Pinar del Río y sus alrededores que corroboran los informes de la pérdida de comunicaciones»


Cuando las interrupciones del servicio de internet durante las protestas del 11J, los cubanos utilizaron las redes VPN, que les permitía tener comunicación con el mundo exterior a pesar del corte del servicio de la única empresa de comunicaciones en Cuba.

Pero en esta ocasión, con el reciente incidente en Pinar del Rio, se reportó de forma contradictoria, donde unos aseguraban como imposible acceder al servicio VPN, mientras que para otros resultó la única vía de comunicación.

Cuando las interrupciones del servicio de internet, durante las protestas antigubernamentales del 11J, el canciller Bruno Rodríguez, justificó ante la prensa internacional, que los cortes en el servicio fue debido a la falta de fluido eléctrico en el país.