Régimen cubano decomisa casi 150 ventiladores a una iglesia en San Germán, Holguín/Imagen tomada de redes sociales

La policía del régimen cubano le decomisó 149 ventiladores de mesa marca Inpud a una Iglesia Pentecostal ubicada en San Germán, en la provincia de Holguín, denunció Alexeis Rodríguez Doimeadiós, miembro de la comunidad religiosa en esa localidad, informa Diario de Cuba citando reporte original de Bazar Virtual.

Los oficiales acusaron a la iglesia de «venta ilegal de combustible», y pese a que contaban con los recibos de los ventiladores, y la estatal Copextel confirmara todo estaba en regla, los equipos fueron decomisados.


Según Doimeadiós, irrumpieron a la iglesia de manera irrespetuosa, y buscaban incluso llevarse hasta el dinero procedente de los diezmos, y ofrendas de la congregación, un estimado de 10 mil pesos en moneda nacional.

El religioso dijo que los uniformados alegaron que dicha iglesia no es una «entidad» y que cuando denuncian alguna ilegalidad, pueden confiscar bienes.

Para Doimeadiós se trata de «una total ignorancia e irrespeto a la institución ‘Santidad Pentecostal’, que por más de 60 años ha sido reconocida legalmente».

«Les realizamos la pregunta sobre el por qué, si somos una iglesia y se supone que el registro era dentro de la casa, tenían a tantos policías en la calle, lo que solo contribuye a un espectáculo grotesco. Hicieron un caso omiso, como si nos les importara dañar la reputación y moral de iglesia y pastores», reveló.


Arbitrariamente las personas de la iglesia han tenido que presentarse en interrogatorios en tres ocasiones en 15 días, la policía busca que la congregación declare los ventiladores eran para vender.

«…En cada una de esas veces, la Policía ha demostrado una incongruencia e incompetencia muy grande. En principio el instructor dejó muy claro que ellos no deben probar nuestra culpabilidad, sino que nosotros debemos mostrar nuestra inocencia», contó.

No obstante, la iglesia ha continuado reclamando se le devuelvan los equipos, pero les han dicho que los mismos ya no se encuentran en San Germán.