Régimen cubano confiscó las tierras de una familia en Güira de Melena (Imágenes, captura de pantalla, América TeVé)

El régimen de La Habana confiscó el pasado jueves, las tierras y bienes de una familia de campesinos en Güira de Melena, dio a conocer América TeVé, a través de un reportaje.


Para Yamilet Rodríguez, una familiar de las víctimas, que reside en el sur de la Florida, la propiedad «habla de una vida, de una historia de una familia que ha trabajado duro en el campo».

Un gran operativo de las fuerzas del régimen llegó al pueblo de Güira de Melena, municipio de la provincia Artemisa, cerrando todas sus entradas y salidas, hasta detener a la familia Machuat, quienes se negaron a firmar documentos que cedían sus propiedades al Gobierno cubano.

Según Rodríguez al inicio los acusaron de enriquecimiento ilícito, cargos que luego fueron retirados, pero sin embargo ahora las autoridades no ofrecen ninguna explicación que justifique este atropello, que significa desalojar a la familia de sus tierras.

«La razón que ellos dan es que (la familia) se demoró más de los treinta días que ellos tenían» para actualizar sus documentos con respecto al cambio de dueño «cuando su papá fallece», contó la pariente.


La familia Machuat adquirió esos bienes, ahora expropiados, de forma hereditaria, desde antes de 1959.

El abogado Ángel Leal explicó que el régimen pudo expropiar sin ningún tipo de proceso legal, valiéndose de que quizás los bienes que estaban utilizando para cultivar la tierra tienen que ver con el comercio exterior.

«Lo cual tiene que ser a través del gobierno y no directamente entre propietarios y la entidad extranjera», agregó.

Cartas enviadas por los Machuat revelan que el Gobierno de la Isla intenta apropiarse de su casa, tractores e instrumentos de trabajo.

La finca es el sustento de la familia, pero además es una herencia de sus abuelos y padres.