Refugiada cubana deberá permanecer del lado mexicano, tras rechazo en la frontera de Estados Unidos/Imagen de archivo

En horas de la mañana del martes la activista cubana Onelia Alonso, reconocida como refugiada por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), cruzó el puente Hidalgo, en Reynosa, ciudad que tiene frontera con Texas, Estados Unidos; luego de exponer su caso a las autoridades migratorias estadounidenses, éstas le comunicaron debe acogerse a los Protocolos de Protección de Migrantes (Migrant Protection Protocols, MPP), y permanecer del lado mexicano, reportó el periodista Ricardo Quintana para Martí Noticias.


«Les dijimos que veníamos a entregarnos, que éramos refugiados de las Naciones Unidas y nos comunicaron que no podíamos pasar si no teníamos la visa reglamentaria», confesó la migrante, que tendrá que esperar una citación en México para presentar su caso ante una corte de Inmigración de Estados Unidos.

«Tengo miedo en Reynosa, así lo expresé a los americanos y no se inmutaron», contó.

Alonso explicó que los agentes fronterizos no quisieron escuchar sus argumentos, ella ha sido «víctima de secuestro en México y se negaron a revisar el carné que me acredita como refugiada de ACNUR».

«Además, nos dijeron que, si permanecíamos un ratico más ahí, llamarían a las autoridades migratorias mexicanas para que nos retiraran», reveló Onelia, quien dijo haberse sentido despreciada.


«La actitud (de los guardias) no fue la más correcta, es como si llegaras a ellos pidiendo ayuda y te trataran como un criminal», comentó Carlos quien ha acompañado a su hermana de 62 años en una larga travesía que iniciaron desde Trinidad y Tobago en marzo de 2019.

«Creemos que, como ciudadanos del mundo, tenemos derecho a ser escuchados, tenemos derecho a salvar nuestras vidas», opinó Alonso.

El MPP es un protocolo implementado por la administración del presidente Donald Trump , con el que se persigue frenar la migración irregular hacia EEUU, con el los migrantes deben esperar meses en México hasta que llegue su turno para defender su caso de asilo en territorio estadounidense.

Onelia Alonso fue Dama de Blanco y militante del Frente Antitotalitario Unido en la región central de Cuba, ella abandonó la Isla en 2017 por presiones de la Seguridad del Estado.

En su travesía por gran parte de Centroamérica y por la peligrosa selva del Darién, Onelia ha pasado por cosas muy duras y presenta afecciones de salud.