Una redada policial en un hotel de Miami Springs al norte del Aeropuerto Internacional de Miami ordenó su cierre en la mañana del jueves.


Oficiales de la policía de Miami Springs irrumpieron en el hotel lleno de clientes en la mañana. Se trata del Runaway’s Inn Hotel ubicado en el 656 East Dr.

La redada más reciente se produce pocos días después de que tres personas fueran arrestadas en el hotel por actividades ilegales. También en agosto se produjo un tiroteo al cual la policía local tuvo que responder.

Las actividades ilegales no paran ahí. Un joven de 17 años también fue arrestado después de que supuestamente prostituyó a una niña de 14 años fuera del hotel.

Algunos residentes de Miami Springs han estado pidiendo a los líderes de la ciudad que tomen medidas después de los recientes eventos.


Mientras tanto, los gerentes del hotel dicen que la forma en que se llevó a cabo esta redada no fue justa.

«Están echando a todo el mundo en la calle», dijo a WSVN un gerente del hotel. «Tengo invitados en sillas de ruedas, básicamente ahora están adentro golpeando todas las puertas, expulsando a todos del hotel y cerrando el hotel. Sin advertencia, entraron con armas en la mano, sin advertencia, sin nada».

«Tenemos un negocio aquí y no podemos controlar lo que hace mucha gente en sus habitaciones, ¿sabes? Ayudamos a localizar a esas personas. Ayudamos, llamamos cuando vemos que algo va mal, cuando vemos que algo va hacia el lado equivocado, intentamos asegurarnos de que vaya bien».

El alcalde de Miami Springs y el fiscal estatal de Miami-Dade ofrecerán una conferencia de prensa sobre el cierre del hotel el jueves por la tarde.