Cometer un simple e inocente error a la hora de hacer un trámite migratorio en EEUU puede costarte demoras para recibir un visado, o hasta el rechazo total para tener un estatus legal en el país.

Por lo que te brindamos algunos consejos que podrían facilitarte el proceso de inmigración, y enseñarte qué errores debes evitar:


La primera recomendación es contratar un abogado para que lleve tu caso, ya sea fácil o complejo, nunca está de más asesoría legal.

Un buen consejo es que no contrates a un notario como representante legal, porque en EEUU ellos no pueden interpretar ningún documento como asesores legales.

Elegir un abogado al azar no es buena idea, pide referencias de amigos y familiares, una opción que también brindan las redes sociales es la posibilidad de seguir a distintos abogados de inmigración, y darte cuenta si conocen a fondo del tema que te involucra. Es importante que sepas que el abogado que contratarás tiene una vasta experiencia en el tema.

Algo de suma importancia, todo a su tiempo, no inicies un proceso legal sin tener derecho a hacerlo, si sabes que legalmente no calificas para lograr lo que quieres, no comiences ningún trámite, ni contrates servicios legales.
Tampoco debes mentir al abogado sobre tu historia criminal o récord migratorio. Él está para ayudarte, e igual tendrá que buscar esta información para representar tu caso.


No dejes todo de último, debes comenzar con tiempo de antelación a compilar todos los documentos que vas a necesitar, así como el llenado de planillas.

Si vas a hacer un cambio de dirección debes notificar a inmigración. Es fácil llamar por teléfono, y actualizar tus datos personales para que no te envíen documentos al lugar donde ya no resides.

(Con información de Mundo Hispánico)