Funcionarios de salud de Florida han levantado avisos de no nadar para tres playas del condado de Miami-Dade después de que las pruebas encontraron altos niveles de materia fecal en el agua.

Las autoridades dijeron que ahora es seguro nadar en Crandon Beach Norte, Crandon Beach Sur y Golden Beach.

La decisión fue tomada luego de un resultado satisfactorio en la prueba de calidad del agua microbiana, dijeron las autoridades.

Las playas habían excedido los niveles recomendados federales y estatales de enterococos, una bacteria que se encuentra en los tractos intestinales de humanos y animales, dijo el Departamento de Salud de la Florida.


Según el Departamento de Salud, la prevalencia de la bacteria es un indicador de contaminación fecal, que puede provenir de la escorrentía de aguas pluviales, la vida silvestre, las mascotas y las aguas residuales humanas.