El jefe de la policía estatal del estado de New Jersey dice que ahora trabajará con Donald Trump para que negocie la devolución de Chesimard, condenada por asesinato de un oficial local.

El coronel Rick Fuentes, jefe de la policía estatal de New Jersey, rechazó un acuerdo de entendimiento para la aplicación de la ley, llevado a cabo entre Estados Unidos y Cuba el lunes pasado, señaló que el acuerdo de intercambio de información que salió a la luz esta semana, dejó sin oportunidad al presidente Obama para tratar la devolución de fugitivos antes de que su período terminara, entre ellos Joanne Chesimard.

Joanne Chesimard, culpable en 1977 de la muerte del policía Werner Foerster en un tiroteo en la carretera New Jersey Turnpike en 1973, se sentenció a cadena perpetua, pero se fugó y viajó a Cuba, donde Fidel Castro la amparó. En Cuba vive bajo el nombre de Assata Shakur.

«Al quemar el último puente hacia la oportunidad de este gobierno de conseguir su devolución negociada, se ha desdeñado a familias que han sufrido las consecuencias de sus actos terroristas y a agencias del orden en este país», afirmó Fuentes. «Una antorcha ignominiosa ha sido pasada al nuevo gobierno».