El congresista republicano Mario Díaz-Balart pidió al Secretario de Estado Mike Pompeo mejorar los procesos consulares de reunificación para las familias cubanas esta semana, a lo que irónicamente el régimen ha contestado sin piedad.


“Que deje de rumiar odios y blandir las leyes del garrote”, le dice a Díaz-Balart el periodista oficialista Randy Alonso desde el sitio digital Cubadebate.

Alonso asegura que esta no es más que una maniobra de Díaz-Balart para asegurar el voto de sus votantes. «Posa de compasivo y buen samaritano el señor; empujado por «el considerable costo personal y los impactos adversos sobre sus electores» «, dijo.

Ramón Saúl Sánchez, uno de los activistas en Miami que más ha trabajado por promover la reunificación familiar legal del cubano, dijo a AmericaTeVe que celebra que Díaz-Balart, partidario de la línea más dura contra el régimen, haga este pedido.

En su comunicado a Pompeo Díaz-Balart asegura que no es esta la primera vez que él expresa sus inquietudes a la Administración Trump sobre los problemas para las visas a cubanos, el requisito de viajar a un tercer país y la pausa en el programa de reunificación familiar.


Sin embargo, Alonso lo ataca con ironía, «..el buen Mario se preocupa ahora de las consecuencias que para las familias cubanas trae la política de odio y mentiras que él, Rubio, y otros hijos de la industria anticubana han propuesto y alentado».

Para culminar el ataque del régimen contra el congresista, Alonso cierra su discurso asegurando que, «No necesitan los cubanos de su compasión hipócrita».