El vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Ramiro Valdés ha relacionado recientemente la aguda crisis de la vivienda en la Isla con el «robo», según declaraciones recogidas por el sitio oficialista Cubadebate.

El veterano de 86 años, que sostuvo hace poco una reunión en el municipio oriental de Bayamo dijo que «es inadmisible que los recursos no lleguen al pueblo, y por eso se debe ordenar bien el proceso, analizar los problemas existentes y tomar medidas judiciales, políticas y administrativas, cada vez más rigurosas».

«No estamos haciendo lo que corresponde. La población en general lleva años esperando respuestas, razón por la cual es imprescindible trabajar con celeridad para resolver las afectaciones pendientes y atender prioridades», admitió Valdés.

Para concluir aseguró que «hay que enfrentar severamente el robo» para resolver el problema del déficit habitacional en Cuba.


Según CubaNet que tomó en cuenta datos oficiales, quedan más de 239.800 viviendas afectadas por ciclones, de ellas más de 44.000 anteriores al paso del huracán Sandy, que afectó la Isla en 2012.

Millones de personas en Cuba viven en condiciones precarias, esperando por años acceder a una vivienda digna.

De acuerdo a datos del mismo Gobierno cubano, el 39% de las viviendas en la Isla se encuentran en regular o mal estado técnico.

Sin embargo, el desvío de recursos está asociado con las viviendas de la población, no sucede así con las construcciones de los militares en la Isla, que se terminan en tiempo récord, y con materiales de óptima calidad, proyectos en los que además se contrata mano de obra de la India, que cobran entre 1.500 y 2.000 euros al mes, mientras que los trabajadores de la construcción en Cuba cobran un salario promedio que no excede los 30 dólares mensuales.

(Con información de CubaNet)