El cuarto álbum de estudio del pianista y compositor cubano Alfredo Rodríguez ha salido a la luz en EEUU (Mack Avenue Records), más conocido para nosotros los cubanos como Alfredito Jr, por ser hijo del popular cantante cubano Alfredito Rodríguez, quien toda la vida nos deleitó con temas románticos, y también con sus dotes de presentador de televisión.

Bajo el título “The Little Dream”, según el jazzista el disco es su respuesta al clima mundial actual, y es producto de su fascinación por el mundo de los sueños, “trata sobre el niño que está dentro de todos nosotros y cómo la imaginación y la creatividad son mensajes de esperanza. Nadie sabe mejor que yo que un pequeño sueño puede convertirse en un gran sueño, y los grandes sueños pueden convertirse en realidad”.

El álbum bajo la producción de su mentor, el compositor, director, arreglista y legendario productor estadounidense Quincy Jones es también un homenaje a los Dreamers ha dicho su autor.

Rodríguez dejó a su familia en Cuba, para emigrar a los Estados Unidos cuando fue descubierto por Jones, y perseguir su propio sueño, dejando de ser un joven artista local cubano a ser un nominado al Grammy mundialmente conocido con tres lanzamientos aclamados como “Sounds of Space” (2011); “The Invasion Parade” (2014) y “Tocororo” en 2016.


“A la edad de 19 años, este niño llamado Alfredo Rodríguez fue elegido para representar a Cuba en el Festival de Jazz de Montreux en el Concurso Internacional de Piano Solo. Tenía un pequeño sueño de que un día se hubiera convertido en un músico internacionalmente aclamado, pero ese sueño parecía terminar cuando su nombre no fue llamado como finalista … Al día siguiente, él y los otros concursantes fueron invitados a el Chalet de mi hermano Claude Nob (el fundador del festival) en las montañas suizas, donde estaba yo. ((: 0)) Alfredo, el ganador, y los otros concursantes se les pidió tocar un poco de música, y aunque todos eran excelentes músicos, sentí que había algo absolutamente especial en Alfredo. Después de regresar a Los Ángeles, no podía dejar de pensar en su actuación, y sabía que quería trabajar con él. Poco sabía, después de invitarlo a trabajar en los Estados Unidos, Alfredo solo había recibido permiso para viajar a Suiza para jugar en la competencia porque representaba al país y era ilegal trabajar con él debido al embargo cubano…para resumir, Alfredo desertó un par de años después de tomar la decisión imposible de dejar a su familia y todo lo que tenía, con la esperanza de crear un futuro mejor para él y su música. Lo recogimos de LAX con solo una maleta llena de partituras y la ropa en su espalda… Sé que he contado esta historia muchas veces, pero hoy es un día especial porque su nuevo álbum “The Little Dream” está ¡¡Finalmente aqui!! Espero que este álbum sirva como un recordatorio de lo que eres capaz cuando crees en ti mismo y ¡pones el trabajo para respaldarlo! ¡Alfredo logró su sueño de convertirse en un pianista aclamado internacionalmente, pero no se detendrá pronto! … No podría estar más orgulloso de haber producido este álbum contigo hermano. Un momento de círculo completo!! Mereces cada gota de eso», escribió en Facebook el legendario arreglista.

Por su parte Alfredito ha dicho en una entrevista que nunca deja de aprender del maestro Quincy Jones.

“Quincy siempre me impresiona, y para un músico joven, es una oportunidad increíble para estar cerca de una leyenda. Quincy ha afectado mi vida de muchas maneras positivas: es mi mentor y el músico más abierto que conozco. Su influencia me ha hecho una mejor persona y un mejor músico”.

(Con información de www.broadwayworld.com)